Mantenimiento de Hidrantes

Servicio personalizado

En el mantenimiento se realiza una revisión integral de los hidrantes. Consta de:

  • Comprobar la accesibilidad a su entorno y la señalización en los hidrantes enterrados,
  • Inspección visual comprobando la estanqueidad del conjunto.
  • Quitar las tapas de las salidas, engrasar las roscas y comprobar el estado
  • de las juntas de los racores.
  • Engrasar la tuerca de accionamiento o rellenar la cámara de aceite del mismo.
  • Abrir y cerrar el hidrante, comprobando el funcionamiento correcto de la válvula principal y del sistema de drenaje.

Todos nuestros mantenimientos cumplen con el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios 1942/1993 (RIPCI) y la orden 16 de abril de 1998 sobre normas de procedimiento y desarrollo del reglamento.

Se entrega un certificado del mantenimiento realizado.

CELTA